Para una cena de gala, una conferencia, un acto social... Son muchos los eventos para los cuales puedes estar buscando relojes de ocasión en Madrid. La elegancia que transmite un buen reloj de pulsera es comparable con una joya o un vestido de las mejores firmas.

Es interesante adquirir relojes de ocasión en Madrid si tienes muy presente la importancia de los pequeños detalles que marcan la diferencia. Los primeros relojes de pulsera que se fabricaron fueron los sucesores de aquellos de bolsillo. En un primer momento solo estaban al alcance de las clases más pudientes, ya que la construcción de este tipo de relojes era muy minuciosa y costosa. La primera persona que disfrutó de un reloj de pulsera fue Caroline, la hermana pequeña de Napoleón y reina de Nápoles gracias a Abraham-Louis Breguet en 1812.

Durante el siglo XIX los relojes de bolsillo siguieron siendo los protagonistas. No fue hasta la primera Guerra Mundial cuando los relojes de pulsera comenzaron a ser los protagonistas. El aviador de primera línea Alberto Santos Dumont pidió a su amigo Louis Cartier que le fabricara un reloj de pulsera con el cual poder controlar el tiempo de modo rápido y efectivo mientras estaba pilotando.

Después de la contienda estos relojes se instalaron en la sociedad europea, y poco después apareció el reloj de pulsera mecánico. A partir de 1967 surgieron los primeros relojes automáticos y los mecánicos fueron perdiendo relevancia debido a las importantes ventajas respecto a precisión y coste de los relojes automáticos. En los años 70 se inventaron los primeros relojes digitales, muy rudimentarios si los comparamos con las maravillas tecnológicas con las que contamos ahora.

En nuestra joyería S & B contamos con más de 22 años de experiencia en la compra-venta de relojes vintage y de alta gama al mejor precio. Ven a visitarnos y nuestros expertos te asesorarán.